• 30 de junio de 2022 02:15

La inflación en 2021 alcanzó un 50,9%

La cifra quedó muy lejos de la previsión del Gobierno. Alimentos, ropa y transporte aumentaron por arriba de la media.


Ene 13, 2022
inflación 2021

La inflación de diciembre alcanzó una suba de 3,8% y acumuló 50,9% en el 2021, según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Según reporta el diario Clarín, el Índice de Precios del Consumidor volvió a tener un alza, tras el 2,5% registrado en noviembre. La inflación fue la cuarta más alta del año, detrás de marzo (4,8%), abril (4,1%) y enero (4%); y la más alta del segundo semestre.

«La división de mayor aumento en el mes fue Restaurantes y hoteles (5,9%), impulsada tanto por Restaurantes y comidas fuera del hogar como por los servicios de alojamiento. Bebidas alcohólicas y tabaco (5,4%) fue la segunda división de mayor incremento mensual, debido principalmente a la suba de cigarrillos», detalló el informe del INDEC.

El rubro «Alimentos y bebidas no alcohólicas» subió 4,3%, por debajo de «Transporte» (4,9%) y «Prendas de vestir y calzado» (4,8%). Los tres tuvieron subas más altas que el promedio general.

La consultoras privadas estimaban que el 2021 cerraría con un incremento acumulado en torno al 50%, coronando el segundo año con mayor inflación desde principios de los 90 después del 53,8% registrado en 2019.

Hacia delante, varios analistas observan una aceleración de los precios ante la expectativa de una mayor suba del dólar y la revisión de las tarifas.

El relevamiento de expectativas de mercado elaborado por el Banco Central prevé una suba del IPC del 3,7% en enero y febrero, y 4% en marzo y abril, para descender en mayo al 3,6% y en junio al 3,5%.

En 2020, el Índice de Precios al Consumidor ( IPC) registró un alza de 36,1% pese a la caída que sufrió la actividad económica por la irrupción de la pandemia de coronavirus.

Leé:   "Crisis forense" en México: hay 52.000 cuerpos sin identificar

En ese periodo, la inflación interanual estuvo 17 puntos abajo de la del 2019, dado que con buena parte de la actividad paralizada se hundió la demanda y con ella las chances de aumentar los precios.

También contribuyó que la cuarentena le puso un corset a las paritarias, con los sindicatos más pendientes en mantener los puestos de trabajo que en recuperar poder adquisitivo.

Sobre esto actuó el Gobierno estirando el congelamiento de tarifas y extendiendo los programas de Precios cuidados y Precios máximos, lo que le quitó presión al índice.

Fuente: Clarín